Cuba

Perfil de país

 

 

 

 

  • Población: 11,338,138
  • Idioma predominante: Español
  • Religión oficial: Ninguna
  • Religión mayoritaria: Predominantemente cristianos y mayoritariamente católicos
  • Otras religiones: Budistas, etno-religiosos, hindúes, judíos, musulmanes, entre otros
  • Presidente: Miguel Díaz – Canel (2019-2024). En Cuba son los diputados quienes a su juicio proponen y eligen a los miembros del Consejo de Estado, es decir, al presidente, primer vicepresidente, vicepresidentes, secretario y demás miembros.

Cuba es uno de los pocos regímenes comunistas que quedan en el mundo. La última Constitución aprobada después de un proceso de referéndum (2019), señala que se trata de un Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano, organizado como república unitaria.

La constitución y los tratados internacionales son parte del bloque constitucional cubano; sin embargo, la Constitución de la República de Cuba tiene prioridad sobre estos tratados internacionales.

El gobierno funciona bajo un régimen de partido único, el del Partido Comunista de Cuba (PCC), inspirado en los ideales de José Martí, consolidado a través de los años por el régimen de los Castro y ahora por el sucesor Miguel Díaz-Canel, presidente elegido en octubre 2019.

La nueva constitución señala al PCC como la fuerza política dirigente superior de la sociedad y el Estado, es decir, controla todos los poderes e instituciones del país. De igual manera, el actual presidente ha demostrado una total adscripción a los postulados del comunismo y la continuidad de la revolución en la isla, manteniéndose una política autoritaria y represiva.

En medio de un inexistente estado de derecho, los derechos humanos siguen siendo gravemente vulnerados. Entre las acciones llevadas a cabo por el régimen en contra de críticos o disidentes del régimen se observan arrestos y detenciones arbitrarias, censura, abuso de las fuerzas de seguridad, limitaciones de movimiento dentro del territorio cubano, restricciones de viajes y violaciones a derechos civiles y políticos como el derecho a la libertad de expresión, asociación, reunión, libertad religiosa, entre otros. Este contexto se ha agudizado en medio de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Descripción general del estado de la libertad religiosa

Figura 1: Libertad religiosa – Marco legal

Relación Iglesia-Estado Libertad de religión Educación religiosa Servicio militar/ Atención espiritual Fuerzas armadas
Constitución de la República de Cuba

Elaboración propia

La población cubana se adhiere en su mayoría a la religión cristiana. No obstante, también hay un número significativo de población no afiliada a ninguna religión. Otras minorías religiosas presentes en el país incluyen grupos New Age, Hinduistas, Musulmanes, Budistas y otros cultos afrocubanos.

En la Isla existe un movimiento ecuménico, con una Plataforma Interreligiosa Cubana, que busca el diálogo interdenominacional pero que, tal como sucede con otras organizaciones de la sociedad civil, no tiene una importante representatividad en el espacio público.

Poco tiempo después del triunfo de la revolución en el país, cuando las tácticas represivas guiadas por Fidel Castro se recrudecieron, la relación entre la Iglesia y el gobierno cambió por completo. El apoyo inicial de la Iglesia se convirtió en rechazo de las medidas adoptadas por el nuevo gobierno, actitud considerada antirrevolucionaria y que conllevó a una persecución abierta, así como la declaración de Cuba de ser una nación atea durante mucho tiempo. Ser militante del partido y asistir a la iglesia era algo incompatible, con consecuencias sociales muy graves.

A partir de la Constitución de 1992 el Estado formalmente reconoce la libertad de conciencia y religión. De igual manera, la Constitución reformada en el año 2019 reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa. Las distintas creencias y religiones gozan de igual consideración. Se reafirma que el estado cubano es laico y que las instituciones religiosas y asociaciones fraternales están separadas del Estado. Reconoce también que toda persona tiene derecho a profesar o no creencias religiosas, a cambiarlas y a practicar la religión de su preferencia.

No obstante, la nueva Constitución establece que no se puede invocar la objeción de conciencia con el propósito de evadir el cumplimiento de la ley. Bajo el prisma constitucional, la ley debe seguir la fuerza superior del partido comunista, por lo tanto, la objeción de conciencia no puede alegarse en la medida que no se adhiera estrictamente a los postulados del régimen.

Con respecto a las familias, la Constitución señala que las madres y padres tienen responsabilidades y funciones esenciales en la educación y formación de las nuevas generaciones en los valores morales, éticos y cívicos siempre que sea en correspondencia con la vida en la sociedad socialista. Es decir, la formación de los niñós y jóvenes no puede alejarse de la ideología socialista.

Adicionalmente, normas como el Decreto Ley 370 “Sobre la informatización de la sociedad en Cuba” se utilizan para interrogar, amenazar y decomisar medios de trabajo a todo aquel que difunda información contraria al interés social en redes sociales. Bajo este decreto, las multas aplicadas con montos exorbitantes -para muchos trabajadores cubanos- conllevan al incumplimiento en el pago y posterior encarcelamiento. Esta regulación además de limitar la libertad de expresión también limita toda manifestación religiosa cuyo contenido sea contestatario al régimen.

En la práctica, la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista – ORA, es la entidad responsable de aplicar las directrices del gobierno a los asuntos religiosos. Es responsable además de la relación Iglesia-Estado, ya que representa al Estado entre los diferentes grupos religiosos en el país.

Diversos líderes religiosos, grupos religiosos y organizaciones de la sociedad civil han manifestado que la ORA es uno de los principales agentes de la represión religiosa en Cuba, ya que es responsable de imponer prácticas que están alineadas con el régimen y limita a todos los que lo cuestionan. Es esta la responsable de condicionar permisos de construcción de templos, estatus migratorio de líderes religiosos, autorizaciones, entre otros. Controla además el Consejo de Iglesias de Cuba-CIC, una comunidad ecuménica de iglesias y otras instituciones cristianas cubanas[1].

Después de décadas de desacuerdos con la CIC, siete denominaciones protestantes han formado la «Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas«, organización que aspiró a ser un frente unido contra la intimidación gubernamental de los cristianos, pero cuyos miembros son constantemente monitoreados e intimidados por el régimen.

[1] La CIC no es representativa del protestantismo cubano porque sus miembros solo incluyen un pequeño subconjunto de denominaciones registradas y ninguna de las denominaciones no registradas que están creciendo rápidamente.

A. Restricciones religiosas motivadas por el control totalitario del gobierno

El castrismo rige Cuba desde 1959, primero bajo el liderazgo de los hermanos Fidel y Raul Castro y ahora bajo la presidencia de Miguel Díaz-Cannel, continuador del régimen. Durante los últimos 62 años el Partido Comunista ha ejercido una forma de gobierno autoritaria sin lugar a ninguna forma de disenso.

Toda oposición o crítica por parte de líderes religiosos es sancionado. Es la religión cristiana la que ha sido más vocal en contra del gobierno y por ello la que se ha convertido en especial blanco de hostilidades.

La iglesia cubana conforma uno de los pocos grupos no gubernamentales con cobertura nacional. En ese sentido, la iglesia es vista como un peligro ya que es una fuerza con la capacidad de convocar ciudadanos e inspirar/organizar formas de resistencia que podrían poner en peligro la estabilidad o continuidad del Partido Comunista en el poder. Así, en el último proceso de referéndum, quienes promovieron «NO» a la continuación del régimen se convirtieron en víctimas de acoso.

En Cuba, cualquier conducta que pueda poner en peligro o cuestionar la autoridad del partido es reprimida. Por lo tanto, las iglesias, los líderes religiosos y/o los grupos religiosos que abogan por la libertad religiosa, la defensa de los derechos humanos o el retorno a la democracia, o aquellos que condenan las medidas gubernamentales totalitarias enfrentan represalias, al igual que sus familias, se encuentran sujetos a diversas violaciones de derechos humanos, tales como: impedimentos para abandonar el país, censura, arrestos arbitrarios y detenciones por cargos como desorden público o desobediencia a la autoridad. Sus templos son demolidos o confiscados. En algunos casos, el hostigamiento es tal que incluso deben huir del país.

Otro grupo particularmente vulnerable está conformado por las iglesias no registradas. Estas son conformadas casi en su totalidad por iglesias evangélicas, las que por su continuo crecimiento son vistas como una amenaza para el gobierno de turno, convirtiéndose en blanco del incremento de la represión. En particular, los agentes de seguridad vigilan estas iglesias no oficiales, intervienen en las actividades religiosas que tienen lugar allí e intimidan a los asistentes y coordinadores, especialmente si son conocidos opositores del régimen.

Del mismo modo, los activistas y los líderes religiosos son considerados rebeldes por hablar en contra de la Constitución. Organizaciones como la Alianza de Iglesias Evangélicas de Cuba son monitoreadas por la Oficina de Asuntos Religiosos por no adherirse a las directrices del gobierno.

Como resultado del estricto control que el gobierno ejerce sobre el territorio, los grupos religiosos cuentan con dificultades para celebrar misas, para reunirse o para llevar a cabo sus actividades. Si logran hacerlo son vigiladas constantemente, situación que ha empeorado en el contexto COVID-19. Esta situación además de vulnerar las múltiples dimensiones del derecho a la libertad religiosa pueden conllevar a la autocensura de los miembros de estos grupos religiosos tildados como opositores o enemigos de la patria a fin de evitar represalias.

B. Restricciones religiosas motivadas por una ideología política antirreligiosa (comunismo)

El partido gobernante comunista, marxista y leninista, busca continuar avanzando hacia una sociedad sometida a los principios comunistas. Esta ideología propone una sociedad en la que no se reconocen las libertades individuales, entre ellos el derecho a la libertad religiosa tiende a ser limitado. En este contexto, la religión es tratada como una ideología que contradice los postulados comunistas y debe ser erradicada. En cambio, se alienta el culto a Fidel Castro, el Che o la Revolución. Es por eso que la educación pública no incluye la educación religiosa, sino la educación cívica que en realidad es parte del adoctrinamiento comunista.

En este contexto, cualquiera que no se adhiera a los postulados del partido comunista, o que abrace y/o invite a otros a abrazar una fe que critica al partido o cuestiona sus directrices, se convierte en víctima de represión y acoso por parte del régimen y sus simpatizantes. Como resultado, los líderes religiosos y grupos conocidos por su oposición a la ideología comunista se han enfrentado a multas arbitrarias, detenciones, arrestos, encarcelamientos y obstáculos para el registro o autorizaciones para llevar a cabo actividades religiosas.

Incluso padres de familia han sido despojados de su derecho a educar a sus hijos bajo sus propias convicciones. La transmisión de la fe, en tanto sea incompatible con la doctrina comunista y los intereses del partido, es sancionada.

Además del ensañamiento en contra de los cristianos en la isla, también se han reportado casos de discriminación en contra de judíos y musulmanes por parte de las autoridades y simpatizantes del régimen.

C. Hostilidad hacia las expresiones religiosas por parte de actores estatales y no estatales

La presión para censurar las denominaciones religiosas en el país, especialmente la denominación cristiana, se hizo más evidente en el último proceso de referéndum constitucional. Dado que el texto de la nueva Constitución contenía términos ambiguos relacionados con la regulación del matrimonio y la familia, abriendo la posibilidad de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, varias denominaciones cristianas insistieron y promovieron la no aprobación.

Como resultado, además de la censura por parte del régimen, los involucrados fueron expuestos a críticas y cuestionamientos por parte de minorías sexuales y algunas autoridades gubernamentales, las que además describieron a estas denominaciones cristianas como intolerantes y discriminatorias.

Libertad religiosa y la pandemia COVID-19

Base de datos de incidentes violentos

La base de datos de incidentes violentos (VID) es un servicio del Observatorio de Libertad Religiosa en América Latina, diseñado para recopilar, registrar y analizar incidentes violentos relacionados con violaciones de la libertad religiosa.

En muchos casos, las limitaciones a la libertad religiosa explicadas anteriormente han llevado a incidentes violentos en el país, tanto contra líderes religiosos o grupos religiosos como incluso contra lugares de culto, entre otros.

Los siguientes casos reportados en la plataforma ilustran el estado de la libertad religiosa en el país:

  • Iglesia Bautista «Eden» demolida: La III Iglesia Bautista «Edén» fue demolida bajo la orden de inspectores de Planificación Física y autoridades locales. El templo atendía a unas 100 personas, las pérdidas materiales por la demolición ascienden a 150.000 pesos.
  • Autoridades arrojan piedras a la Iglesia Misionera: El pastor Yoel Demetrio denuncia el nuevo método de represión utilizado por las autoridades cubanas. Según el pastor, las autoridades cubanas lo han estado reprimiendo a él y a su familia durante años, debido a su continua lucha por la libertad de religión en la isla. El pastor afirma que el método más novedoso de represión utilizado por las autoridades es el lanzamiento de piedras a la Iglesia Misionera. El pastor vive aquí con su familia desde que el régimen lo desalojó de su casa.
  • Periodista evamgélico amenazado: Yoe Suárez, periodista independiente cubano de fe evangélica, fue citado a la comisaría de policía de Siboney en La Habana el 27 de marzo, donde fue interrogado por la policía y amenazado con encarcelamiento y con “repercusiones” no especificadas para su familia. El periodista teme por su vida y la de su familia. Anteriormente agentes de seguridad le advirtieron que su labor periodística para medios independientes podría tener consecuencias en la seguridad de su esposa e hijo.

Figura 2: Incidentes violentos reportados en Cuba (2018-2020)

Incidentes 2018 2019 2020
Asesinatos 0 0 0
(Intentos) para destruir, destrozar o profanar lugares de culto o edificios religiosos 0 2 5
Cierre de lugares de culto o edificios religiosos 0 1 1
Arrestos/detenciones 245 10 13
Sentencias 0 3 3
Secuestros 0 0 0
Agresión/acoso sexual 0 0 0
Matrimonio Forzado 0 0 0
Otras formas de ataque (abuso físico o mental) 1 1 12
Ataques a casas/propiedades de creyentes 1 0 2
Ataques a tiendas , negocios o instituciones de creyentes 0 1 1
Obligado a huir de casa 0 0 0
Obligado a huir del país 0 0 0

Puede encontrar información y/o datos de años anteriores en nuestra Base de datos de incidentes violentos.

 

Indicadores

Índices Variables Cuba
Lista mundial de persecución, Open Doors International (2021) Esfera privada 10.9
Esfera familiar 7.7
Esfera comunitaria 11.8
Esfera nacional 12.9
Vida de iglesia 13.4
Violencia 5.4
Puntaje total 62
Aumento global de las restricciones gubernamentales a la religión en 2016 Pew Research Center (2018) Índice de restricciones gubernamentales (GRI) 5.0
Índice de hostilidades sociales (SHI) 0.0
Preferencia religiosa del gobierno, características religiosas de los estados Proyecto de datos Instituto de Estudios de Religión de la Universidad de Baylor (2015) Puntuación compuesta de preferencia religiosa del gobierno: religión preferida(PRFGRP) 1.4
Puntuación compuesta de preferencia religiosa del gobierno: religión no preferida (NPRFGRP) 1.2
El principal conjunto de datos de religión y estado
Proyecto Religión y Estado, Universidad Bar-Ilan (2014)
Religión oficial (SAX) No
Soporte oficial (SBX) Nonspecific Hostility: While the state is hostile to religion, this hostility is at about the same level as state hostility to other types of non-state organizations. Religion is not singled out.
Discriminación religiosa contra las religiones minoritarias (MXX) 38
Regulación y restricciones de la religión mayoritaria o de todas las religiones (NXX) 27
Tipos específicos de apoyo religioso (LXX) 3
Módulo social
Proyecto Religión y Estado, Universidad Bar-Ilan (2014)
Discriminación, acoso, prejuicios y violencia contra las religiones minoritarias: General (WSOCDISX2014) 2
Acciones de discriminación, acoso, prejuicios y violencia – Contra la religión mayoritaria (WMIN2MAJX2014) 0
Acciones de discriminación, acoso, prejuicios y violencia – Contra la religión mayoritaria (WMIN2MINX2014) 0
Regulación social de la religión (WSOCREGX2014) 0
Proyecto de datos de derechos humanos del CIRI (2011) Libertad de religión (NEW_RELFRE) 0
Conjunto de datos de religión y minorías estatales
Proyecto Religión y Estado, Universidad Bar-Ilan (2014)
Discriminación gubernamental (MMXX2014)
Animistas
n.d
Testigos de Jehová n.d
Judíos n.d
Musulmanes n.d
Protestantes 19
Datos de libertad religiosa internacional
Archivos de fecha de la Asociación de Religión (2008)
Índice de regulación gubernamental de la religión (GRI_08) 7.2
Índice de favoritismo gubernamental de la religión (GFI_08) 1.9
Índice de regulación social de la religión (MSRI_08) 3.3
Clasificación de libertad religiosa
Instituto Hudson (2007)
Escala de libertad religiosa 6

Para obtener más información acerca de los indicadores, haga click aquí.

Recomendaciones de política pública

  • El gobierno cubano debe ratificar la Convención Americana sobre Derechos Humanos y cumplir progresivamente con las obligaciones derivadas de este instrumento internacional, incluida la protección y promoción del derecho a la libertad religiosa y al culto.
  • El gobierno debe evaluar las recomendaciones proporcionadas por las organizaciones nacionales de la sociedad civil, así como por la comunidad internacional con respecto a la protección de los derechos humanos, con especial énfasis en el derecho a la libertad religiosa para erradicar las prácticas restrictivas contra las instituciones religiosas.
  • Como actual miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el gobierno cubano debe modificar su política en materia de derechos humanos, a fin de garantizar y proteger las libertades fundamentales de la población cubana. Un primer paso puede ser el permitir la visita de organismos internacionales para verificar la actual situación de los derechos humanos en la Isla.
  • La comunidad internacional debe ayudar a las organizaciones religiosas, comunidades religiosas y organizaciones de la sociedad civil dedicadas a promover la libertad religiosa para llevar a cabo su trabajo. Esto debería incluir no solo capacitación, sino también asesoramiento y asistencia legal que les permita hacer frente a las restricciones impuestas por el gobierno.
  • El gobierno cubano debe reformar la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central y detener cualquier actividad de esta entidad estatal, o cualquier otra, que ponga en peligro o limite el libre ejercicio de la libertad religiosa en el país.

Publicaciones

Contribución al Relator Especial de las Naciones Unidas sobre cuestiones de las minorías

Consideraciones en torno a la categoría de minorías religiosas Regional

Visión general sobre la persecución de cristianos en América Latina

Regional; México; Colombia; Cuba

Cuba: Nombres nuevos, pero la misma línea

Cuba

Estándares Interamericanos de Protección de la Libertad Religiosa

Regional; México; Colombia; Cuba; Bolivia; Venezuela; Guatemala; Perú; Ecuador; Brasil; Argentina; Uruguay; Costa Rica; Nicaragua

Informe sobre la libertad de religión en América Latina

Regional; Mexico; Colombia; Cuba; Venezuela; Bolivia; Brazil

 

Entradas recientes

El Observatorio de Libertad Religiosa en América Latina es un programa de la Fundación Plataforma para la Transformación Social, una organización sin fines de lucro registrada en Voorburg, Países Bajos, bajo el No. 50264249 en la Cámara de Comercio.

Derechos © 2018 - Fundación Plataforma para la Transformación Social

  • Medium
  • YouTube
  • Whatsapp
  • Facebook